top of page

El aceite esencial de Lavanda es el rey de los aceites esenciales, conocido en todo el mundo como un gran calmante, gracias a sus propiedades relajantes y equilibrantes. Además, tiene una gran reputación por su capacidad regeneradora y reparadora de la piel. Todas estas características hacen de la Lavanda una herramienta maravillosa para nuestra piel.  ¡Y no sólo nuestra piel!  Sus propiedades como antiséptico, calmante del sistema nervioso, antiespasmódico y ansiolítico, entre muchas otras, hace que el aceite esencial de Lavanda sea un básico en nuestros hogares, uno de los reyes de la aromaterapia.

Descontracturante muscular: el aceite esencial de lavanda es uno de los más eficaces para reducir y eliminar contracturas musculares, calambres, y relajar los músculos después de ejercitarlos.

Anti-inflamatoria:  los componentes de la lavanda ayudan a reducir la inflamación cuando se utiliza de forma tópica sobre la zona afectada.

Antiséptico general y respiratorio: la lavanda tiene la capacidad de eliminar una gran cantidad de bacterias y virus, además de prevenir las posibilidades de infección en una herida o corte.
 
Regenerador y cicatrizante: la lavanda es ideal como tratamiento en problemas de la dermis como el acné, la dermatitis, eccemas o erupciones cutáneas. Sus activos ayudan a limpiar la superficie cutánea y purificarla impidiendo que las bacterias se desarrollen sobre la superficie cutánea. También cicatriza la epidermis en caso de quemaduras por lo que está considerado uno de los mejores aceites esenciales a la hora de regenerar los tejidos.

Ansiolítica, antidepresiva y sedante: tanto en aplicación tópica como por inhalación, la lavanda ayuda en estados de ansiedad, irritabilidad y depresión, siendo también un apoyo para personas que sufren insomnio.

Eleva la autoestima:  además de sus propiedades físicas, la lavanda ayuda a fortalecer nuestra autoestima, siendo de gran apoyo para situaciones difíciles en nuestra vida.

Usos prácticos y aplicaciones del aceite esencial de Lavanda

El aceite esencial de lavanda se ha usado tradicionalmente para ayudar en las siguientes situaciones:

Problemas cutáneos: heridas, cortes, eccemas, psoriasis, prurito, cicatrices, acné...

Sistema nervioso: insomnio, estados depresivos, angustia, ansiedad, irritabilidad, estrés…

Sistema musculoesquelético: calambres, contracturas y espasmos musculares

Aceite esencial de lavanda

SKU: Z001
€9.00Precio
    bottom of page